A pesar de nuestra disposición democrática al diálogo y la concertación, el Gobierno del presidente Santos y su Ministra de Educación, continúan en la posición política de desconocer los acuerdos firmados, hacerse los de los oídos sordos y por el contrario esgrimir las amenazas y amedrentamientos a la hora de la protesta social.

Leer más...

También vea

Le recomendamos visitar