Un fraternal saludo a la Mesa de Trabajo y, por supuesto, a todo el Magisterio y la Comunidad Educativa del Distrito Capital y el país.

Terminó el mes de mayo con una extraordinaria actividad del Magisterio de Bogotá y de Colombia.

En efecto, el Magisterio en toda la Nación celebró su día y mes, reiterando nuestro liderazgo social, académico y político.

En primer lugar, realizamos un exitoso Paro de 48 horas pese a las amenazas de la Ministra de Educación y de la Secretaria de Educación, logramos develar sus mentiras ante la población y ésta reiteró su reconocimiento a la movilización social que lideramos en defensa del derecho de la educación y el trabajo en condiciones dignas.

En segundo, lugar, fracasó la cuarta versión del autodenominado Día del Engaño. En esta ocasión la escuela le abrió las puertas a la reflexión, a la autonomía escolar y a la dignidad como formas de la desobediencia.

Nuestro reconocimiento a los miles de activistas pedagógicos y sindicales, a los CEID de FECODE y de las filiales por la vitalidad desplegada.

Mientras que el MEN, tuvo que reconocer los desastrosos resultados en la “mejoría” del ISCE entre 2015 y el 2018: 0.6 % en primaria, es decir tan sólo 0.2% en promedio por año; 0.83 en educación básica, es decir 0.27% anual y, el mayor revés, 0.37% en educación media, es decir 0.12% por año. Este es el fracaso del Estado y de los gobiernos neoliberales al centrar la calidad de la educación en las pruebas estandarizadas, en cambio de garantizar los factores asociados a la educación.

En tercer lugar, el pasado domingo 27 de mayo, logramos inclinar la balanza a favor de las fuerzas democráticas y alternativas. El mensaje de la mayoría de la población se expresó con claridad en favor de quienes defendemos que la Nación se construye materializando los derechos fundamentales y humanos y, para que nuestros hijos se preparen para la vida, para defender la paz y nunca más para promover la guerra entre hermanos. ¡Definitivamente, somos más!

¡Y lo hicimos porque quisimos, a nosotros no nos pagaron.! Es decir, son casi 10 millones de votos que sumados obtuvieron los tres candidatos de la democracia sin acudir a la compra o al fraude. Nada más ni nada menos que la conciencia de toda una Nación. ¡Definitivamente ya hicimos historia!

En conclusión, el Magisterio del país enfrentó y superó las adversidades, la publicidad engañosa, el acorralamiento y demostró una vez su tenacidad, inteligencia y dignidad.

¿Qué significado tienen los resultados electorales del domingo pasado, para Bogotá?

A pesar que Peñalosa ha logrado sostenerse en el cargo ilegal e ilegítimamente, al embolatar la Revocatoria de su Mandato, no pudo evitar su estruendoso por la derrota de Germán Vargas Lleras, su principal mentor, el hombre que tuvo la chequera más abultada como ex ministro y vicepresidente de la República.

Y, además, se despeja el camino para recuperar la Alcaldía del Distrito Capital en favor de la población.

¿Qué paso sigue por parte de las fuerzas democráticas en éste decisivo pulso? 

La mayor unidad posible en torno a la candidatura de Gustavo Petro. El jueves pasado, en un acto de los trabajadores realizado en el auditorio de la UNEB, así se registró por parte de las tres centrales obreras y sus principales filiales. Amplios sectores que apoyaron a Fajardo y De La Calle, acogieron al candidato de la democracia, la paz, los derechos y el trabajo digno. Similar caso ocurrió en la ADE, a partir del lunes, sus trece integrantes de manera unánime.

Nuestro talante democrático respetará a quienes anunciaron su voto en blanco. Pero somos firmes al declarar que ésta opción no le sirve a los trabajadores y a la población, todo lo contrario.

Como orientó en su momento Jorge Eliecer Gaitán, el pueblo es superior a sus dirigentes, por lo tanto, acudiremos a lo que él denominó el País Nacional: a los millones de abstencionistas que aún quedan porque nuestra causa está mas cerca de la suya; a la vital fuerza de la Juventud que ha demostrado que los momentos claves define y, por supuesto, a todos los trabajadores y trabajadoras, desempleados o víctimas de un empleo indigno.

Profesor Miguel Ángel, usted habla de nuevas agresiones del Gobierno Nacional y Distrital al Magisterio y sus familias ¿a qué se refiere?

Estas semanas se ha profundizado la agresión a la vida por la pésima atención de salud por parte de los empresarios con el silencio cómplice del gobernó.

En el caso de Bogotá, la Administración Distrital presentó el pasado jueves al Concejo, la solicitud de vigencias futuras para entregarle ilegalmente a operarios privados ajenos a la educación, 13 nuevos colegios. Mientras que condicionan recortan y giran tardíamente los recursos a los colegios oficiales, cuyas edificaciones se caen a pedazos y se deterioran los ambientes escolares con la imposición de la mal llamada jornada única, la pretensión de extender irregularmente la jornada laboral, poner en vilo la relativa estabilidad de los docentes provisionales y vulnerar el debido proceso a los colegas en propiedad.

Denuncias que hicimos ante la Personería Distrital el pasado jueves.

Nos preparamos para el debate sobre las ilegitimas concesiones escolares, el próximo martes en el Concejo capitalino. No aceptamos la entrega del patrimonio público y mucho menos a costa del desprestigio del Magisterio y de los colegios distritales que hizo de manera solapada y abierta la Secretaria de Educación, tratando de justificarlas.

Por estas y muchas más razones, la Junta Directiva de la ADE convocó a la
Asamblea de Afiliados y Afiliadas, distribuidos en 4 grandes circuitos.

El derecho a la educación y al trabajo digno está profundamente amenazado por los incumplimientos del Gobierno Nacional y la decisión de Peñalosa de reversar las conquistas logradas en la última década.

Invitamos a todo el Magisterio a participar en las Asambleas y a reafirmar con decisión nuestro compromiso ético de liderazgo en la movilización social en defensa del patrimonio público, la financiación estatal y adecuada, como también, por el derecho a la salud y a la educación en condiciones dignas.

¡Nos vemos el 6 de junio, dediquemos la jornada a fortalecer nuestros lazos y la tan necesaria unidad en estos decisivos momentos! ¡No le faltemos a la defensa de tan vitales derechos ni a la historia!

También vea

Le recomendamos visitar