Conclusiones de la Junta Nacional de FECODE

La Junta Nacional de FECODE, realizada el 7 de febrero, votó la realización de un gran Paro Nacional de 24 horas para el próximo 21 de febrero de 2018. Exigimos al Gobierno Nacional de Juan Manuel Santos, el cumplimiento de los Acuerdos suscritos entre FECODE y el Ministerio de Educación Nacional –MEN-. Entre las poderosas razones que motivan la realización de esta gran protesta, a nivel nacional y distrital, destacamos:

  • El aumento de los recursos para educación, salud, agua potable y saneamiento ambiental, que garantice la materialización de éstos derechos, tal como quedó consignado en el primer punto de los Acuerdos FECODE –MEN, en virtud de lo cual, es una exigencia que concita el interés de toda la población y de los diversos sectores de las entidades territoriales.
  • Es urgente la suspensión de la indigna e ilegal mal llamada Jornada "Única" que se intenta imponer sin aumentar los recursos del Estado, a costa de la pedagogía, el bienestar de los estudiantes, generando desórdenes alimenticios de incalculables consecuencias, desde edad temprana a los niños y jóvenes, por la insuficiencia de los refrigerios y de la comida caliente. Problemas de estrés derivado del hacinamiento por ausencia de infraestructura suficiente y digna. Reducción de la planta de docentes, directivos docentes y trabajadores de la educación en su conjunto. Imposición de la ilegal jornada global, modificando la jornada laboral de 6 horas continuas presenciales a una “disposición” de 10 horas diarias, asignando funciones que no corresponden. Desregulación de las condiciones laborales, aumentando la sobre carga de trabajo y sus efectos en la salud del Magisterio, ya bastante afectada por el deterioro de los ambientes escolares, la suplantación y el desconocimiento de la democracia, la autonomía y los gobiernos escolares que, por normatividad vigente, son los que determinan el rumbo académico de los colegios acorde con la Ley 115 y el Decreto 1860 de 1994.
  • La Jornada “global”, origina un indigno desplazamiento forzado de docentes en propiedad declarados sin asignación académica y vulnera aún más la frágil estabilidad de los colegas provisionales.

-Sin el aumento del presupuesto estatal y adecuado, no podrá haber jornada única en condiciones dignas y sustentadas pedagógicamente.

-La improvisación evidencia la gubernamental mezquindad neoliberal de “hacer más con menos”.

  • La defensa del derecho a la salud digna y oportuna, conexo con el derecho a la vida, hoy en peligro por la manguala entre el Ministerio de Educación, la Fiduprevisora, los empresarios y monopolios de la salud que, pretenden trasladarnos el fatídico paseo de la muerte, herencia de la Ley 100 de 1993, al Magisterio y a nuestras familias
  • Derogatoria de las normas de carácter unilateral que desvirtúan los Acuerdos FECODE –MEN con la perversa intención de presentarlos como consensuados, generar división entre el Magisterio y justificar la creación de micro empresas sindicales, avaladas por los Gobiernos Nacional y Territoriales. Normas tales como, la parte sustancial del Decreto 2105 de 2017 y la Directiva 50 de 2017, expedida por el MEN, que desconoce la jornada laboral de 6 horas presenciales de los docentes orientadores, conquistada el Gran Paro Nacional del año pasado.

Criterios garantistas para los ascensos del conjunto del Magisterio.

El Paro Nacional del Magisterio, exigirá el respeto a los derechos humanos y a la vida de los líderes y lideresas sociales, rechazará los asesinatos sistemáticos que alcanzan cifras escalofriantes, como también, reclamará el cumplimiento de los Acuerdos de Paz y de todos aquellos suscritos entre el Gobierno Nacional y los trabajadores del Estado, campesinos, indígenas y demás sectores de la población.

La Junta Nacional de FECODE, envió una voz de aliento, a los demócratas del país para la construcción del gran frente por la inversión social, la educación y la paz. A la vez, notificó al mezquino gobierno neoliberal que, vamos a hacer respetar los Acuerdos.

Todo lo anterior, se desarrolla en el marco de las decisivas elecciones parlamentarias y presidenciales, en las que participaremos apoyando las candidaturas de los sectores democráticos, alternativos y/o de izquierda que representen a los trabajadores y a la educación pública estatal en el Congreso de la República, como también, inclinaremos la balanza en favor de las fuerzas democráticas para evitar que quienes reavivan el conflicto para predominar políticamente, asuman el control del Palacio de Nariño.

La Junta Nacional de FECODE, invitó a prepararnos para que las elecciones a los Comités Ejecutivos de CUT y FECODE, como también, de sus direcciones regionales, redunden en el fortalecimiento de las dos organizaciones sociales más numerosas del país, agredidas hoy por el paralelismo.

La Asamblea de Delegados de la ADE, se reunirá el próximo miércoles para tomar las respectivas decisiones, como también, para debatir el Plan de Acción de 2018. Entre tanto, pedimos a todo el Magisterio terminar el proceso de elección de sus delegados a los Comités Sindicales de Localidad, por sede y jornada de cada uno de los colegios del Distrito Capital y acertar en la elección de nuestros representantes ante los Consejos Directivos y Académicos.

Por todo los anterior, la ADE convoca a todo el Magisterio y a la Comunidad Educativa a salir nuevamente a las calles a defender nuestros derechos con dignidad y firmeza y a respaldar el Pliego de Peticiones del Magisterio que le radicaremos a la Alcaldía Mayor, encabezada por el nefasto Enrique Peñalosa.

¡SI EL PRESENTE ES DE LUCHA EL FUTURO ES NUESTRO¡

Bogotá, 8 de febrero de 2018


JUNTA DIRECTIVA


MIGUEL ÁNGEL PARDO ROMERO                          LUZ MARINA TURGA ÁVILA
               Presidente                                                 Secretaria General

 

 

Enlaces de interés