Los profesores de la jornada de la mañana exigen condiciones de seguridad para poder ejercer su labor.


Margarita Escobar, madre de familia de alumnos del Colegio Campestre Monteverde, señaló que “nos hemos visto perjudicados porque algunos padres, tenemos que trabajar y no tenemos con quién dejar los niños”. Recientemente hubo una reunión con el alcalde local y el Personero, pero no hubo soluciones.

Los maestros se niegan a dictar clases porque se sienten amenazados por padres de familia, ya que algunos son muy conflictivos. Ellos buscan que el rector sea permanente y no continuar con la suplencia. Así implementar medidas para mejorar la situación.

“Las soluciones las necesitamos ya”, dice la madre Margarita Escobar. Los docentes exigen también que les restituyan a los educadores necesarios para completar la planta en el colegio. Hay programada una reunión el jueves próximo a las 6 de la mañana con padres de familia, profesores de las tres jornadas y autoridades para proyectar soluciones.

También vea

Le recomendamos visitar