En esta guerra de ricos y poderosos contra el pueblo organizado, las victimas siempre saldrán del pueblo. Por eso mismo, es el pueblo el que busca la paz, la justicia y la dignidad. Por el contrario, la clase en el poder, para mantener su posición, busca perpetuar una guerra en la que no pierde nada. En este contexto, los líderes y lideresas sociales siguen siendo el foco de la violencia paramilitar, habiéndose comprobado en el pasado que cuenta con la complicidad de diferentes órganos del Estado. A continuación, presentamos para ustedes un especial para que las vidas de estas personas, sigan presentes en el trabajo que a diario realizamos.

 

También vea

Le recomendamos visitar