Si reclamamos nos llaman delincuentes, y por supuesto nos persiguen, intimidan, amenazan e incluso nos matan. Esta es la grave situación de derechos humanos a la que nos vemos sometidos en Colombia aquellos que decidimos luchar por una transformación en la forma de vida de las clases más vulneradas de nuestro país. Los jóvenes son el principal objetivo de las fuerzas del Estado que buscan amedrentar al pueblo organizado y a continuación escucharemos a Johan Pinzón, periodista de la ADE e integrante del Congreso de los pueblos, quien fue víctima de allanamientos ilegales dos días antes del paro nacional. Mucha atención.

 

También vea

Le recomendamos visitar