Se acaba el año, pero la violencia del Estado sigue. Porque la violencia no se da por capricho, esta tiene raíces muy profundas como la injusticia, la miseria, la corrupción, todos males de gobiernos capitalistas neoliberales, porque el problema es el sistema y solo cuando logremos derrotarlo, la violencia acabará. Es por esto que el paro no para, la lucha sigue porque no damos nuestro brazo a torcer y cada día de formación y organización, es un día que avanzamos en el ideal de sociedad que queremos. En torno a esto, el profesor Frank Molano, envía un mensaje al magisterio bogotano. Vamos a escucharlo.

 

Le recomendamos visitar

También vea