La violencia empieza con la falta de oportunidades, esa que también sufre el magisterio y más específicamente los profesores provisionales. Cada año, desde que inició la administración de Enrique Peñalosa, contando este, los meses de enero y febrero son de incertidumbre para muchos de estos maestros que no reciben respuestas sobre su futuro laboral por parte de la secretaría de educación. Muchos de estos casos han sido recogidos por la junta directiva de la ADE, para ser presentados en reuniones futuras y las peticiones de este sector las presentará el profesor William Asprilla, delegado de la ADE. Escuchemos.

 

También vea

Le recomendamos visitar