La reforma pensional en Colombia amenaza la estabilidad de los trabajadores colombianos. Estamos ante una verdadera bomba social a punto de estallar a corto plazo. Casi la mitad de los pensionados recibe una mesada igual al salario mínimo; una minoría recibe altas pensiones y el resto un porcentaje que oscila entre el 40% y el 65% del Ingreso Base de Liquidación.

Le recomendamos visitar

También vea