Y no hace falta preguntarnos quienes son los culpables de los crímenes contra la humanidad, pues lo tenemos muy claro. Son los dueños del poder, ricos y poderosos que ponen su afán de acumular recursos por encima de las vidas de quienes luchan por un mundo con justicia y dignidad. Luchadores por este ideal son los maestros y maestras de Bogotá que trabajan incansablemente cada día y que están viviendo situaciones de amenazas muy complicadas sin recibir respuesta de las autoridades. El profesor Oscar Patiño, asesor de la escuela sindical de la ADE, nos trae un mensaje respecto a esta situación. 

 

También vea

Le recomendamos visitar