Alcaldía de Bogotá desarrolla campaña sucia para enlodar imagen los recicladores

Nohora Padilla, presidenta de la Asociación de Recicladores de Bogotá, criticó el reciente resultado del informe de la encuesta Bogotá Cómo Vamos. Desvela una estrategia de la alcaldía de Bogotá para difamar a este sector y “revulnerar” sus derechos.

El informe sostiene, según Padilla, “los programas de reciclaje y la recuperación de materiales reciclables, que habían bajado del 17 al 3%, desconociendo el trabajo de más de 17.000 personas dedicadas a esta labor”.

“Los recicladores en Bogotá mantenemos encima una amenaza de desplazamiento. Muchas de las políticas nacionales han ido reconociendo el papel de los recicladores en el servicio público de aseo y la conquista que hemos tenido del pago de tarifa por tonelada recogida. Sin embargo, como esta situación le está quitando importantes recursos tanto a los gobiernos como a las empresas, tenemos muchos frentes de amenaza que pretenden desestimar el trabajo”, agregó.

Para ellos, es un muy mal indicador, pues parece que la misma administración de Peñalosa le dice a la comunidad que se deben buscar otras alternativas para ganar sostenibilidad, porque los recicladores no están cumpliendo su tarea. Pero esto lo hace con cifras, no con hechos.

“Es una situación que nos pone en una situación de alerta bastante importante. Estamos tomando medidas como escribirle a las diferentes entidades, al concejo de Bogotá, a la administración pública y a la Corte Constitucional, porque la estrategia de desconocer los derechos de los recicladores nos revulnera de las conquistas que hemos conquistado. Además, nos expone en una nueva amenaza que es ponernos en contra de la ciudadanía, para que tengan la necesidad de buscar otros prestadores y dar su favorecimiento a otras empresas que no sean las organizaciones de recicladores”, dice la líder social.

La invitación de ellos es todo lo contrario. Están haciendo su trabajo con dedicación. Por lo cual, plantean a la comunidad mostrar una “solidaridad real”, que comienza con la separación del material desde las casas. Padilla recuerda, “en la medida que tenemos acceso a los materiales, tenemos trabajo”.

Pin It